Martin Ruegenberg — Graphic Designer and Digital Craftsman

Blog

This is my Blog — All posts in Spanish.

Cómo saber cuando debes reinventarte

Reinventarte.jpeg

Si en nuestra vida no nos movemos para adelante, por defecto comenzamos a hacerlo para atrás.

Podría decirse que el yo de hace un año (menos, el yo de hace 6 meses), estaba bastante feliz con lo que hacia: pasaba largas horas trabajando en lo que me gustaba, los clientes disminuían en número pero aumentaban en calidad, podía seguir trabajando desde donde yo quisiera, ganaba lo suficiente como para llevar una vida tranquila y cómoda, colaboraba cada vez más en proyectos y con personas interesantes.

Y sin embargo, me sentía atascado en lo que hacia, no avanzaba hacia ninguna parte. Sentía que todas esas largas horas de trabajo que antes tanto me gustaban ya no me apasionaban, y aunque no niego que todavía me divierto trabajando en varios proyectos, habían otros que no los disfrutaba para nada. Y después de sobrevivir algunos días –los peores– con varios cafés que me lleven a cumplir con las fechas de entrega mientras trabajaba con la motivación para abajo y las ganas por el suelo, me di cuenta que necesitaba un cambio. Uno grande.

 

Reinventarte

Porque siempre deberíamos estar en constante búsqueda de cosas mejores, porque los seres humanos no deberían nunca quedarse estáticos de cuerpo y mente, porque al cambio no se le debe tener miedo, porque el sentirnos perdidos y sin un rumbo en concreto puede ser la mejor y única manera para cambiar de camino y encontrar aquello que quieres hacer ahora.

Por eso decidimos matar Slide Studio (el servicio de diseño de presentaciones que gestionaba con mi socio, Damon Nofar) para enfocarnos en nuestras carreras y portafolios personales. Damon es uno de los mejores diseñadores y profesionales del Marketing que conozco, (date una vuelta por su página web si necesitas ayuda con tus presentaciones), y aunque seguramente seguiremos colaborando en otros proyectos en el futuro, ambos pensábamos que necesitábamos un cambio. Tener el coraje para dejar de balancearme entre mi pasado y mi presente, y perseguir cosas mejores que me permitan construir el futuro que realmente quiero el día de hoy.

Nos juzgamos por lo que nos sentimos capaces de hacer, mientras que los demás nos juzgan por lo que hemos hecho.
— Henry Longfellow

Y así es como empecé a plantearme una reinvención (otra más entre todas las que hice a lo largo de mi vida, pero explico mejor el por qué en estos dos posts) que me lleve a crecer profesionalmente y a cruzar caminos distintos sin ser diferentes. Seguir en lo que me apasiona –que es el diseño– pero verlo desde más adentro, no sólo lo concreto (cómo se ve el producto final), sino también lo abstracto (la estrategia, el alcance, el negocio, los usuarios). Por eso, pensé que la mejor forma de apoyar este cambio era volviendo al colegio, con la diferencia que esta vez sí iba a estudiar lo que me gusta.

La reinvención de cual les hablo es transformarme en diseñador UX/UI (User Experience/User Interface), y el colegio –sin serlo– es Ironhack en Madrid, que desde finales de agosto y durante unos intensivos 2 meses me dará la oportunidad de sumergirme de lleno en lo que para mi es parte del futuro (mi futuro al menos). Pero más importante aún, de conocer a muchas otras personas recorriendo el mismo o similar camino. Uno que seguramente no será fácil recorrer (las clases son de Lunes a Viernes, de 9am a 6pm), pero sí muy divertido.

De hecho, la intensidad de las clases fue lo que me hizo escoger este programa en comparación a otros. Debbie Millman, una reconocida diseñadora estadounidense, presidente emérito del Instituto Americano de Artes Gráficos, AIGA), dice en su podcast Design Matters: "Encontrar y ser elegido para un nuevo trabajo es un deporte de competencia que requiere tanto atletismo académico como perseverancia para llegar hasta las olimpiadas. Tienes que estar en la mejor forma de tu carrera para poder ganar y competir contra otros."

Y es exactamente eso lo que espero de este par de meses, que me lleven a la mejor forma de mi carrera como diseñador.

 El diseñador de experiencias de usuario e interfaces (UX/UI) se encarga de planificar, diseñar y mejorar la completa experiencia que el usuario tiene al utilizar un determinado producto.

El diseñador de experiencias de usuario e interfaces (UX/UI) se encarga de planificar, diseñar y mejorar la completa experiencia que el usuario tiene al utilizar un determinado producto.

Conclusion

Por eso, si ya no disfrutas lo que haces (el tiempo pasa más lento que antes, o las tareas se vuelven más largas), si estas cómodo con cómo están las cosas (hace tiempo que no encuentras nuevos desafíos profesionales, o no pasas el tiempo necesario buscando nuevos clientes porque crees que con los que ya tienes es suficiente), si sientes que tu productividad ha disminuido drásticamente (haces menos de lo que hacías antes, o pasas por muchos más bloqueos creativos), si sientes que te cansas más fácilmente (te cuesta mucho más llegar al final del día, o tienes muchas tareas repetitivas que hacen aburrida la jornada), y si te imaginas ya haciendo cosas distintas (en otro trabajo, o en otro lugar); entonces sabes que ha llegado el momento de reinventarte.

Suerte! Y si quieres comparte tu experiencia de reinvención en los comentarios.

La vida no es para encontrarse a si mismo, sino para crearse uno mismo.
— George Bernard Shaw