Síguelo haciendo, cada vez mejor

Hoy quería escribir algo dirigido a los emprendedores tecnológicos, a los nómadas digitales, a los freelancers, a los bloggers, a los youtubers, a los que venden sus productos en su tienda online, a los que se levantan por las mañanas haciendo lo que les gusta, a los que se alegran de que los lunes sean lunes, a los que crecen a su propio paso y sin complicarse las cosas.

A todos los que empiezan algo, sin necesariamente darse cuenta que es un negocio, a los que poco a poco ganan más y ven sus utilidades crecer sin inversiones externas y con mucho sudor propio, a los que simplemente hacen lo que aman siguiendo sus propias reglas mientras que alguien les paga por lo que crean.

Y a todos los que quieran entrar al grupo también. Decirles que el mejor momento para unirse es ahora, que el mejor momento para crear un negocio es esta semana. No cuando tengas algo ahorrado, ni cuando renuncies a tu trabajo, ni cuando termines ese curso de 6 meses para aprender algo que nunca termina siendo como en la vida real. 

Tenemos acceso a tantas oportunidades, tantas herramientas, tantos posibles clientes. Lo único que necesitamos es comenzar. Hoy mismo. Sin pensarlo dos veces. No necesitas un MBA, ni un traje elegante, ni un plan de negocios. No necesitas inversionistas externos, tampoco de concursos, ni hackatons, ni premios. Lo único que necesitas es una idea, y un par de clientes para validarla. Eso es todo.

Ahora ni siquiera te sirve tener un titulo universitario, porque todo lo que aprendes se vuelve obsoleto en 2 años, incluso en menos. Si estás estudiando ahora mismo en la universidad, no te aconsejo a que abandones, pero si te aconsejo a no dejar de aprender nunca. Termina la universidad y luego sigue leyendo los libros y temas que te gusten más, no aquellos que te imponga un profesor. Y si no te gusta leer, pues busca películas o documentales en YouTube, o gente interesada en lo mismo que tú, o seminarios y eventos en tu ciudad, o cursos gratis en internet. 

Y tampoco le des tanta importancia a tu título universitario, porque el mundo profesional ahora busca resultados y experiencia más que títulos y diplomas. Busca gente que no tenga miedo de compartir lo que hace, lo que crea y lo que es en las redes sociales, en internet, en todo lado; pero principalmente allí donde están sus posibles futuros clientes, porque sabe que las oportunidades llegan solo donde otros pueden encontrarlas. Por eso enfoca toda tu energía allá donde están tus clientes; y como no todos estan en Facebook o LinkedIn, es tu tarea buscarlos.

Lo único que necesitas es una idea, y un par de clientes para validarla. Eso es todo.

En esta era no basta con ir a la universidad, es necesario ser creativo y trabajar, trabajar mucho. En esta era lo mejor que te puedo aconsejar es que dejes de escuchar consejos que vienen de ideas antiguas que te obligan a seguir actuando como si viviéramos en la antigüedad, en otra era. Cuando ya estamos en un mundo muy distinto a aquel de nuestros padres, y el que no lo acepte está condenado a desaparecer, poco a poco, hasta que sea ya muy difícil cambiar.

Trabaja gratis (o casi gratis) al principio, involucrate en causas que no paguen pero que vayan con tu filosofía profesional o con lo que creas como persona, colabora con otros en proyectos que te motiven y diviertan, enseña todo lo que sabes por medio de un blog personal o en foros (grupos, páginas) que sigas. Crea y sigue creando hasta que te encuentren... porque eventualmente lo van a hacer; y para cuando lo hagan: prepárate. Puede ser el inicio de algo mucho más grande de lo que imaginabas, algo que al principio no vas a poder creer pero que será cierto, y te hará feliz.

¿Y después? Síguelo haciendo, cada vez mejor.