Una vacación de por vida

Sí, leíste bien. Una vacación de por vida, no una de esas que la mayoría toma a mitad o a fin de año por una o dos semanas; sino vivir realmente una vida de vacación constante. ¿Crees que es posible? La verdad es que yo sí, especialmente en tiempos como los que estamos viviendo ahora. ¿No me crees? Pues sigue leyendo.

No solamente es posible, sino también va a ser mucho más común en el futuro, de aquí a unos 15 años, cuando millones de millenials así lo decidan después de haberse creado ellos solos mejores oportunidades de trabajo en internet o fuera de ella. Mejores en todo sentido, y es que mientras otras generaciones (como los Baby Boomers o la Gen. X) están acostumbradas a ver la vacación como una pausa del trabajo, nuestra generación sabe perfectamente lo que quiere: Trabajar para vivir, no vivir para trabajar.

Y es justamente ese el secreto para estar de vacación todos los días del año por el resto de tu vida, aunque si vives en la playa ya llevas una gran ventaja. Pero aún si ese no es tu caso te animo a romper paradigmas y luchar por un futuro más libre, seas o no un millenial. Sigue leyendo y descubre lo que necesitas para hacerlo:

1. Saber lo que te hace feliz hacer

Ya había escrito en otro post aquella frase de Confucio que resume perfectamente el secreto de vivir en una vacación constante: "Haz lo que te gusta y no volverás a trabajar ni un solo día de tu vida." y básicamente no existe cosa más importante para empezar que saber qué es lo que te gusta y ponerse a pensar si hacerlo todos los días de tu vida te hará feliz. 

Perseguir aquello que te gusta y amas hacer te va a permitir borrar los límites entre semana y fin de semana (porque muchas veces trabajarás los sábados, y muchas otras estarás libre los martes), y los límites entre irse o no de vacaciones (no es fácil entender, pero muchos de los que hacen lo que aman no sienten una "necesidad real" de vacacionar, salvo en periodos de estrés extremo) ¿Por qué irte de vacaciones si te la pasas tan bien trabajando? ¿Verdad?, pero en realidad sí te recomiendo hacerlo las veces que puedas. Salir de tu rutina y no hacer nada (literalmente) no sólo te relaja, sino también te da más tiempo para pensar en otras cosas (ideas, proyectos, planes, etc.). 

2. Saber cómo generar ingresos

Ahora que ya sabes lo que te hace feliz y la idea de hacerlo todos los días de tu vida te gusta mucho, debes analizar cuidadosamente la posibilidad no sólo de generar ingresos con eso, sino de "sobrevivir" una vacación de por vida con todo lo que ganes y generes. Y si el primer punto era difícil, este lo es aún más, pero la respuesta es igual para todos: ahora, en estos tiempos, es 100% posible generar ingresos con tu pasión. El secreto, en orden, es el siguiente: 

  1. Tienes que independizarte, hacer algo propio y encontrar la manera de ser tu propio jefe.
  2. Tienes que crear algo que la gente quiera y tienes que saber cómo venderlo.
  3. Tienes que aprender a ahorrar y re-invertir lo que ganas en tu negocio, el de otras personas o en crear nuevas maneras de generar ingreso pasivo (cuando el dinero trabaja para ti y no tu por dinero).

Un libro excelente que te recomiendo que leas es "La semana laboral de 4 horas" de Tim Ferris, una gran inspiración para mí y tantos otros emprendedores tecnológicos, donde el autor cuenta su historia al mismo tiempo que nos da miles (la primera edición tiene más de 400 páginas) de herramientas, consejos y pasos para conseguir lo mismo que él: trabajar de una manera más productiva e inteligente (no necesariamente menos, porque lo de 4 horas es puramente marketing) al mismo tiempo que ganas mucho más. Aunque ya que estamos en esto, es hora de que entiendas también que el secreto no es cuánto ganas, sino cuánto conservas de todo lo que ganas. Así que si te gusta la idea de este post, empieza a ahorrar al menos 10% de tus ingresos cada mes, si no más, porque ese es el primer paso antes de invertir, que es donde el juego se pone aún más interesante.

3. Saber definir tus expectativas

Antes de cambiar de mentalidad, tienes que entender que no empezarás viajando por el mundo mientras te hospedas en los hoteles más lujosos y comes en los restaurantes más premiados (a no ser que seas un blogger o una vlogger que cobra por hacerlo); pero es muy probable que termines viviendo una vida parecida si eso es lo que quieres. Lo único que tienes que tener es una buena planificación. 

Viajar por el mundo, disfrutar de lugares, fechas y periodos distintos cada vez; al mismo tiempo que evitas temporadas altas, o vivir en otra ciudad por periodos más largos (1-3 meses) alquilando un departamento en AirBNB, o viajar a eventos o conferencias cortas que te permitan crecer como profesional y hacer contactos, o simplemente trabajar en un lugar distinto de tu ciudad cada semana; ése es el secreto para sentirte de vacaciones cuando así lo decidas: romper con las rutinas por un tiempo.

Mientras tanto, no te olvides controlar los gastos de los viajes que haces y la vida que llevas; porque a pesar de que te sientas estar de vacación de por vida (sensación común cuando viajas mucho), el secreto es vivir como local, y nunca gastar como turista.

Y quiero que quede claro que una vacación de por vida no necesariamente significa holgazanería perpetua o falta de estructura en tu vida. Saber que tienes que trabajar para lograr un objetivo específico que puede cambiar según tus prioridades (decidir no trabajar un jueves o empezar tarde un viernes, solo por compensar esas 16 horas de trabajo del sábado anterior), es lo que hace todo esto posible; al mismo tiempo que te vuelves mucho más productivo y eficaz (trabajar 40 horas a la semana no es sinónimo de éxito si logras los mismos resultados trabajando 10), a tal punto que ya no distingues el límite entre trabajo y tiempo libre. 

Mucha gente no puede esperar a que la semana se termine (Thanks God It's Friday!), pero algunos no podemos esperar a que comience. ¿En cuál grupo quisieras estar tú?