Las 15 cosas que tienes que saber antes de Emprender

Las 15 cosas que tienes que saber antes de Emprender

Galletas de jengibre, papas fritas, cupones promocionales, beneficios empresariales, aplicaciones móviles y páginas web, son algunas de las cosas que junto con mis proyectos actuales, han llenado mi vida de experiencias y aprendizaje...

Y si bien no todos estos emprendimientos funcionaron bien, siempre terminaron bien; cerrando ciclos y etapas, tanto mías como de mis socios.

Pero entre todas las cosas que aprendí, me di cuenta que emprender es un estilo de vida, no una profesión, y se adapta a cada emprendedor de una manera distinta. Sin embargo, hay cosas que necesitamos compartir entre todos, como las experiencias, que transformadas en consejos pueden ayudarte en el camino; que aunque sea distinto, tiene siempre las mismas señales. Por eso, comparto contigo las que yo vi en el mío, ¡espero te sirvan de mucho!

1. Nadie sabe nada hasta que lo aprende

Un emprendedor no estudia para serlo, simplemente se lanza a intentarlo hasta que lo logra. No sabes nada, pero te enteras. Lees, vas, preguntas, y pasas de no saber nada hasta saberlo todo de tu negocio. Tienes que ponerle muchísimo entusiasmo, y es eso lo que verá la gente, tus clientes. 

2. Comienza cuanto antes

2.jpg

Mientras más viejos nos hacemos, más apreciamos nuestro tiempo y a pesar de que emprender después (o en lugar) de la universidad ha demostrado buenos resultados; la verdad es que se puede emprender en cualquier etapa de la vida. Por ejemplo, no necesitas renunciar a tu trabajo para emprender, hazlo en tu tiempo libre y trabaja cuando puedas, en las noches, los fines de semana, feriados, etc. Es duro, pero nadie dijo que era fácil. Sin embargo, hacerlo antes te da más oportunidades para poder equivocarte y volver a empezar. 

3. Debe apasionarte lo que haces

Vas a pasar mucho tiempo haciendo esto, más del que crees, y si no te apasiona pasar largas horas trabajando en lo que sea que emprendas, vas a hacerlo de muy mala manera. Muchos emprendedores exitosos (como Jeff Bezos o Steve Jobs) han declarado que la pasión fue lo que los llevo al éxito de sus negocios, y que amar lo que hacían les permitió aguantar los retos que se les iban presentando. Si utilizas tu talento y te encanta lo que haces, el dinero vendrá solo.

4. Empieza solucionando un problema tuyo

Las encuestas pueden servirte para validar tu idea, pero no necesitas ir tan lejos si primero piensas en solucionar algún problema que tu tengas; porque lo más probable es que en el mundo hayan otras personas con el mismo problema que tu. Lo importante es que ese problema signifique mucho para ti, y sea algo que realmente estés dispuesto a solucionar.

5. No contrates a nadie en un principio

Cuando veas que los objetivos que te vas marcando en el camino empiezan a cumplirse más rápidamente (numero de ventas o usuarios al mes), o que pasas más tiempo haciendo las tareas que no tienen nada que ver con la misión del negocio que tienes (gestión de tus clientes, revisión de las propuestas, compra de los materiales, seguimiento de tus proyectos, etc.), plantéate pasar al siguiente paso: contratar a alguien más. Si lo haces antes, corres el riesgo de quemar tu dinero más rápido. Acuérdate que no tienes dinero para pagarle a alguien para que haga lo que tu mismo puedes hacer. Al principio tienes que hacerlo todo tu, y hacerlo bien.

6. Adáptate a lo que veas

Si ves que tu idea no funciona, no renuncies. Pivotea. Cambia de dirección hasta que veas buenos resultados. Slack, la herramienta de comunicación para grupos y equipos de trabajo, que ahora esta valuada en Billones de dólares, comenzó siendo un videojuego. El equipo de Android tenía pensado crear un sistema operativo para cámaras, antes de que termine decidiéndose por los celulares (y sea posteriormente adquirida por Google), o Nokia, que era una fábrica de papel antes de convertirse al negocio de los celulares y posteriormente la tecnología. Equivocate rápido, y pivotea aun más rápido.

7. El éxito puede ser definido de muchas maneras

No sólo se trata de tener mucho dinero, sino de tener un propósito. El dinero será la consecuencia del trabajo duro que te llevará a cumplir ese propósito que te pusiste: Ser un referente en tu área, tener la libertad para trabajar desde donde quieras y viajar por el mundo, trabajar solo 3 días a la semana, jubilarte a los 50 años. Tu definición de éxito será distinta a la de otras personas, y esa es la idea.

8. El éxito puede ser alcanzado de muchas maneras

Define tus objetivos en tu vida, dibuja tu camino y cumple con las fechas que te pusiste para alcanzarlos. Lo mejor que puedes hacer es estudiar a alguien que ya haya logrado lo mismo que tu quieres lograr, y replicarlo. Una persona a la que quieras parecerte, un referente, un ídolo. Si empiezas a hacer lo mismo que ella, lo más probable es que tengas los mismos resultados.

9. Ser exitoso te tomará mucho más tiempo del que pensabas

Las cosas que llegan fácil, fácil se van. Si piensas que emprender se trata de contratar gente y mirar desde arriba lo que hacen para ti, o de invertir y esperar sentado a recibir las ganancias, estás equivocado. El éxito de la noche a la mañana simplemente no existe, así que desconfía de todo aquel que te vende maneras de conseguido rápido. 

10. Hazlo por ti

En muchos países en desarrollo, la decisión de emprender viene más por una cuestión de necesidad que de innovar o de querer solucionar un problema; por lo que todavía no es muy bien vista por los padres, enseñada por los profesores o impulsada por los gobiernos. Por este motivo, muchos emprendedores creen tener la necesidad y hasta el deber de probar que todas estas personas están equivocadas, pero lo que en verdad importa es tener un deseo verdadero, el compromiso y la dedicación para probarle todo a la persona más importante de todas: TU. Emprender es una opción personal que te permite ver realmente los frutos de tu trabajo, y que además ahí quedan, son tuyos para siempre. No te olvides de eso.

11. La persistencia te llevará lejos

Tienes que ser paciente. Si no estás dispuesto a trabajar duro y con mucha dedicación, te aconsejo que lo dejes inmediatamente, porque parte del secreto es resistir y "aguantar" todas las caídas que tengas, incluidas esas que vienen cuando todavía trabajas gratis (si, estar dispuesto a trabajar gratis por unos meses forma parte de emprender). ¡No abandones el barco antes de que se hunda!

12. Tienes que estar dispuesto a hacer sacrificios

El éxito también se trata de decisiones y elecciones, y eres tu el que debe definirlas claramente si quieres llegar a alguna parte. Tendrás que definir si estás dispuesto a sacrificar tu tiempo (o un sueldo seguro cada mes) por perseguir una idea en la que crees; e invertir en ella en lugar de hacerlo en caprichos a corto plazo, como viajes, autos último modelo, los equipos electrónicos más modernos, etc.

13. Rodéate de gente que tenga las mismas ideas y sueños que tú 

Nadie consigue el éxito solo, así que tienes que estar dispuesto a crear relaciones y contactos que hagan el camino mucho más fácil. El apoyo entre emprendedores es fundamental, de la misma forma que lo es crear un equipo de trabajo donde el respeto, la comunicación y las relaciones personales estén siempre presentes. 

14. Ten una actitud positiva

Te vas a equivocar muchas veces y vas a tener muchos problemas, así que preocúpate de liderar a tu equipo en épocas de crisis y de buscar soluciones innovadoras a los nuevos desafíos que se te presenten. También es importante que entiendas que no puedes cambiar lo que no está bajo tu control; crisis económicas, problemas políticos, y otras situaciones de presión, son siempre grandes oportunidades para crecer. Así que equivocate rápido, aprende, respira y continua.

15. Diviértete

Por más que el camino sea duro, largo y lleno de retos y adversidades; debes encontrar la manera de equilibrar tus emociones. Parar, cuando ves que vas muy rápido; o descansar cuando crees que el estrés te está por comer. Despejarte la cabeza puede incluso hacer que tengas ideas nuevas y darte la energía necesaria para empezar de nuevo. La diversión también es importante, si esto no es para sufrir.

 

Es importante seguir aprendiendo de todos los emprendedores que pasan por lo mismo, y si tu también te cruzaste con estas u otras señales, comparte tu experiencia en los comentarios; así yo y todos los que lean esto en el futuro, se llevan también tus consejos.